pagos-1

Este es el barómetro que ofrece la web Plataforma Multisectorial Contra la Morosidad (http://www.pmcm.es/) el día 05-09-2016. Espectacular…

A pesar de que en España existe una ley específica que regula los pazos de pago (la ley contra la morosidad), a pesar de que la mayoría de las empresas del IBEX están implicadas en la implantación de la RSC (o Responsabilidad Social Corporativa) y a pesar de que en la citada ley se regula específicamente el comportamiento de la Administración Pública, esta es la situación.

Creo que en un país que se puede considerar avanzado, que quiere ser miembro del G20, que es miembro de la UE, etc., etc., etc., este comportamiento es simplemente inaceptable.

Pensar por un momento el comportamiento respecto al proceso de pagos de una gran superficie, que cobra al contado de sus clientes, y paga a sus proveedores (muchos de ellos PYMES) a 120 días, saltándose la ley. ¿Dónde está realmente su negocio, en la venta del Cola Cao o en conseguir financiación extra y gratis de sus partners comerciales?.

¿Y qué decir de las grandes empresas del IBEX? Todos tenemos en mente las empresas que están en este selecto club y su músculo financiero. Algunas de ellas y sus “Mesas de Compras” concentran el mayor poder respecto a capacidad de adquisición de toda España. Y se saltan la ley nada más y nada menos que casi triplicando los plazos de pago.

Por no hablar de la Administración. Aquí me quedo sin palabras. Son los primeros que se saltan una ley que ellos mismo han creado con el ánimo de legislar un punto tan importante en el tejido empresarial como la regulación de las condiciones de pago. Seguramente este comportamiento es único en el entorno de los países civilizados.

pagos-2

La morosidad es una pesadilla para las pymes y los autónomos del país. Según estimaciones  de la Plataforma Multisectorial Contra la Morosidad (PMcM), se ha llevado por delante a 400.000 empresas desde que comenzó la crisis.

Y eso que el “pacto entre partes” se prohibió por ley a partir del 7 de julio de 2010, fecha en la que entró en vigor la ley contra la morosidad.

Esta opción había sido tradicionalmente utilizada por las grandes compañías para esquivar los plazos que establecía la normativa. Negociaban de forma individual con sus proveedores para alargar los plazos de pago más allá de lo que fijaba la ley y a cambio se les aseguraba que le seguiría dando carga de trabajo. El viejo truco.

El deudor solía ser una gran empresa y el acreedor una pyme, con lo que se producían con mucha frecuencia abusos de las primeras sobre las segundas. ¿Es esto el famoso parnetship que promulgan las grandes compañías?

A partir de 2010, las empresas han sofisticado sus planes para alargar sus plazos de pago e incluso han optado por proponer descuentos a las empresas para que puedan cobrar sus facturas.

¿Cuántos habéis recibido una carta o email en el que vuestro cliente os propone un pago al contado a cambio de un descuento que puede llegar al 9%?  Sobre todo cuando se acercan los cierres trimestrales o el anual, ¿cierto?

Y si los proveedores no contestan la carta y la gran empresa ve en riesgo el cumplimiento de determinados objetivos, te envían una segunda carta en la que el descuento propuesto es ya del 5%

Está claro que la libertad contractual que pueda haber entre pymes y grandes compañías es una broma.

Me gustaría detenerme un momento en explicar un poco más que es la RSC. La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general.

Hay 5 principios fundamentales que rigen la RSC:

  1. Cumplimiento de la legislación: la RSC implica el cumplimiento de la legislación nacional vigente.
  2. La RSC es de carácter global, afectando a todas las áreas de negocio de la empresa, a todas las áreas geográficas y en general, a toda la cadena de valor.
  3. La RSC conlleva compromisos éticos que se convierten en obligación para quien los contrae.
  4. La RSC se demuestra en los impactos que genera la actividad empresarial en todos los ámbitos: social, medioambiental y económico.
  5. La RSC debe generar valor no solo a los accionistas, sino a todos los grupos de interés y a la sociedad misma.

Todas aquellas compañías que presumen de aplicar este tipo de políticas deberían respetar los acuerdos, contratos y condiciones con sus clientes, proveedores, y deben cumplir la normativa. ¿Realmente lo hacen? Telefónica, Carrefour, Endesa, Gas Natural-Fenosa son algunas de las empresas que presumen de aplicar este modelo… La RSC no es sólo «verde».

En cuanto a las transacciones entre los propios autónomos y pymes son los únicos sectores que cumplen con lo que establece la Ley: las transacciones entre los autónomos se sitúan en 45 días y en 48 en el caso de las microempresas, aquellas que cuentan con entre uno y nueve trabajadores a su cargo.

Está claro que también hay malos pagadores entre las pymes y autónomos. Pero parece que no es ahí donde radica el problema.

En un segundo post hablaré del papel de los bancos, de lo que pasa en otros países, de las sanciones y de qué podemos hacer.

Pin It on Pinterest

Share This